domingo, junio 21, 2009

Cartas 208

El Hermano Haroldo de Brasil tuvo la idea de enterarse de por qué habíamos ido a Chicago, Illinois, USA, y nos hizo una encuesta. No le gustaron los resultados. Volvió a hacerla cuando fuimos a Foz de Iguazú, en Brasil, y al fin se convenció.

En su encuesta nos preguntaba si íbamos a ver a los Maestros y obtuvo un porcentaje bajo. Y así siguió con varios puntos hasta que encontró el de conocer a los Hermanos, y resultó primero con 72 % y luego con 76 % por ciento. Entonces, vamos a los grandes eventos de la RedGFU para conocer a los Hermanos.

No se hagan ilusiones porque no vamos en busca de imagen política o por quedar bien con los Maestros. Vamos porque queremos vernos. ¿Para qué? Pues para sentir que si otros comparten nuestras ideales, a ver si podemos mejorarlos. La Línea esta clara, no seguimos a un hombre, seguimos la Línea de muy ilustres antecesores encabezados en esta ocasión por el Muy Sublime Maestre y el Sublime Hermano Mayor y después por otros que se irán poniendo al frente.

Esta vez se trata de la reunión del M. H. Cuerpo Colegiado del 26 de julio al 2 de agosto, con una serie de reuniones antes y después. Antes para ver con quién contamos y después para ver cuántos quedamos. ¿Para qué? Para trabajar.

Nos falta mucho, especialmente sobre nosotros mismos. “Si falta algo por hacer no se ha hecho nada,” como dijo Don Simón Bolívar, y nos repetía el SHM. Tampoco se trata de echarse a perder la vida persiguiendo cosas imposibles, sino de sentido común. Se trata de REALIZAR, lo que está al alcance de nuestras manos, que no es poco, y un poco por encima de lo común y corriente, basado en la premisa de que todas las causas producen efectos. Si hay algo que todavía no tenemos, necesitamos crearlo, en orden lógico, de acuerdo con las necesidades de los demás.

La pregunta que nos salta al oído es ¿que tienen los Maestros que todavía no tenemos nosotros? Hagamos cuentas. ¿Son Maestros porque nosotros queremos verlos así, o porque tienen algo que todavía no tenemos? Si no tienen algo, nada hay para ocuparse de ellos. Pero si tienen algo, cuando les preguntamos qué se necesita para tenerlo nos dicen una y otra vez que trabajemos y lo tendremos.

Y a fin de cuentas ¿qué es? En primer lugar es autodisciplina. El que no pasa por ahí quizá encuentre algo, pero no tardará en perderlo. Quien pasa por la autodisciplina ¿que obtiene? Salud. ¿Y después? Se agudizan sus percepciones y comienza a darse cuenta qué le conviene de lo que tiene más a su alcance. Y así sucesivamente, hasta alcanzar lo que verdaderamente le falta. ¿Eso es todo? Para comenzar, sí. Lo demás se va alcanzando con multitud de factores que se van sumando al juego de la vida y, cosa curiosa, lo hacen más fácil, porque a fin de cuentas comprendemos que no nos hace falta nada más, que lo tenemos todo y siempre nos sobra algo que podemos dar a la vida generando causas que producen sus efectos.

¿Los Maestros pueden dar algo que le falta a la vida? Los Maestros han renunciado a todo, voluntariamente. Algunos lo tenían todo. Éxito, familia, carrera y demás cosas buenas para pasarla bien. ¿Ser hombres santos? Francamente no. ¿Tener poderes? Ya probamos que no sirven para nada ¿entonces qué? Simplemente, no hay palabras para decirlo. Tal vez algunos puedan decirlo y no será cierto. Están equivocados, de buena fe, pero a la vida no le falta nada.

Quizás el misterio sea menos impenetrable si pensamos un poco en que la vida está atrapada entre dos vacíos, el vacío macro cósmico y el vacío micro cósmico. El vacío hacia dentro y el vacío hacia fuera, y que ambos giran en torno a un Sol que es de energía, de Luz, tanto en lo infinitamente grande como en lo infinitamente pequeño. Luego hay que seguir investigando en qué se convierte la luz que, evidentemente es mental, en un conjunto de causas y de efectos que se resuelven en un conjunto espiral donde todo está en todo y todo es y será en el Ser, el único Ser posible, que está ensayando sus posibilidades de Ser sin agotarlas nunca. Es en esta quinta dimensión hacia donde se dirigen todas las posibilidades del Universo. De ahí a la sexta, que es la cósmica, a falta de un nombre mejor. Finalmente, para llegar a la séptima donde todo se desenvuelve en una nueva octava del Universo.

Esto es lo que finalmente se intuye, pues el Universo sigue avanzando hacia lo grande mientras nos permite ver nuestras posibilidades de ser en dos polos que, a fin de cuentas, se convierten en uno sólo a partir de la quinta dimensión.

Entonces participamos en la vida, ayudándole a desenvolverse lo cual no es nada fácil ni ocioso, sino necesario. En eso consiste la labor de los Maestros, por ahora, para decirlo en forma un poco burda. Naturalmente hay matices en favor de tal o de cual Maestro y eso los hace indispensables en un conjunto. Lo malo está en que algunos de ellos se arroguen las facultades que corresponden a los demás. Cada quien en su propio nivel puede dar mucho. Otra cosa fuera de orden es adiestrar grupos a favor de tal o cual Maestro. Eso pertenece a otro orden que no es el Iniciático.

Así que hablemos bien claro, vamos a la nueva reunión del Muy Honorable Cuerpo Colegiado a vernos las caras, las Mujeres y los Hombres, para conocernos y ver qué aprendemos unos de otros, sin proselitismos ni falsos sentimientos. Si hay algo que arreglar, lo arreglaremos de la mejor manera posible; y si no lo podemos arreglar lo iremos a arreglar a otra parte.

Además habrá Reunión Mundial de Yamines, de Artes Marciales, Mundial de la SOA, Internacional de Ashram, Asamblea del Consejo Mundial. Por último, los Gag Pa y los Gelong participarán en el Muy Honorable Cuerpo Colegiado, junto con los Gurú, los Sat Chellah y el Sat Arhat. Un ambiente redondo por todos lados.

Sat Arhat José Marcelli Noli
www.redgfu.net/jmn

Descargar versión word (doc) de este documento.
Descargar versión acrobat reader (pdf) de este documento.

No hay comentarios.: